Promoción de lanzamiento: Compra tu crema facial hoy, ¡ y llévate un aceite vegetal personalizado!

Contradicciones en cosmética

En ocasiones nos contradecimos. Y es que en más de una ocasión he visto como una persona rechazaba la sacarina para endulzar un café porque es un producto químico que no quiere consumir pero, esa misma persona, se está hidratando la piel con derivados del petróleo. 
Es igual que una persona que decide hacerse vegetariana por diferentes cuestiones (salud, éticas y/o ecológicas) pero sigue usando una marca de labios que testa en animales. 
En este punto me surge la pregunta, ¿Estamos más concienciados con seguir una alimentación saludable que con usar cosmética natural? Pues sí. Y creo que ambos temas van de la mano. De hecho, alguien que decide cuidarse por dentro, es decir, la alimentación, tiene que entender que también debe cuidarse por fuera (su cuerpo, su piel, su cabello...) y, además, el entorno que le rodea (el medio ambiente).
Por eso escribo sobre esta reflexión. Ya que en nuestras manos está ir haciendo pequeños cambios que contribuyan a mejorar nuestro estilo de vida así como el entorno que nos rodea. Y en esto consiste la filosofía Wabi Sabi. En encontrar la armonía en tí y en lo que te rodea.
Así que animo a todas aquellas personas que cuiden su alimentación pero que también cuiden la cosmética que usan ya que también la consumimos a diario: cada día nos lavamos los dientes, las manos, nos maquillamos y desmaquillamos, nos hidratamos la piel de la cara, brazos, piernas..., nos protegemos del sol... Y si usamos productos de calidad y concienciados con el medio ambiente, estaremos sumando nuestro granito de arena.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados