Promoción de lanzamiento: Compra tu crema facial hoy, ¡ y llévate un aceite vegetal personalizado!

¿Acné a los 30?

Se calcula que alrededor de un 10 % de la población sufre acné tardío (a partir de los 25 años). Este puede surgir de manera puntual en la zona de la cara o tórax y suele deberse a factores como desequilibrios hormonales (los más frecuentes), al estrés, tabaco o uso de cosméticos inadecuados (Solórzano and col., 2005).

 

Un factor importante que influye en el acné es el hábito de fumar; un 40,8% de los fumadores activos presentan acné frente a un 23,5% de los no fumadores (Schafer and col., 2001).

 

Con respecto a la dieta, hay numerosos estudios sobre los hábitos alimenticios y el acné pero no son concluyentes. Incluso, podemos dar una buena noticia a los más golosos y decir que el consumo de chocolate y la aparición de granos es un mito. Aquí os dejamos un artículo de El Comidista en el que se explica un estudio que concluye que la aparición de acné no se debía al consumo de chocolate per se sino a la ingesta calórica:

 

Pero lo que nos interesa explicar en Wabi Sábila es cómo pueden influir los cosméticos que usas en el cuidado de la piel y, sobre todo, en la aparición de acné. 

 

Probablemente no seas consciente de que a medida que vamos cumpliendo años vamos aumentando el uso de cosméticos. Nos interesamos más por "maquillar las arrugas" y que no se nos noten esas incipientes patas de gallo, ojeras, surcos, etc... Queremos seguir teniendo una piel radiante como a los 20 pero no lo hacemos de la manera correcta.

 

Por ello, el aumento de la exposición de cosméticos de baja calidad en nuestra piel puede afectar negativamente, de hecho, existen estudios en los que se relaciona el uso de ciertos ingredientes cosméticos con la aparición de enfermedades de la piel.

 

Algunos de estos ingredientes son ciertos parabenos como isopropylparaben e isobutylparaben, los cuales fueron prohibidos por la UE en 2014. Otros parabenos como el butylparaben y el propylparaben están seriamente bajo sospecha, y se ha limitado su utilización a una concentración del 0,14%, ya sea solos o mezclados.

 

Sin embargo, los parabenos son conservantes que se han venido usando desde mediados del siglo pasado, y no fue hasta 2004 cuando saltó la primera alerta sobre su uso. Fue la Doctora Philippa Darbre quien publicó un estudio “Disruptores endocrinos y salud” (Harvey and Darbe, 2004), donde se sugería la relación entre el uso de parabenos, principalmente en desodorantes, y el desarrollo de tumores de mama.

 

Otros ingredientes que puedes encontrar en los cosméticos de baja calidad y que deberías evitar son: BHA (es un conservante), ethylhexyl methoxycinnamate  (filtro solar), benzofenona-1 (filtro solar), oxybenzone (filtro solar), cyclotetrasiloxane (suavizante de la piel y cabello), ftalatos (fijadores de perfume y plastificante) y almizcles sintéticos (fijadores de perfume). 

Pero, ¿cómo afectan estos ingredientes en nuestra piel? Algunos, como las parafinas crean una capa que no deja transpirar la piel, tapando los poros y, aunque al tacto pueda parecer que te dejan la piel muy suave, no es beneficioso. Otros compuestos como los parabenos mencionados con anterioridad, pueden absorberse y actuar como si fuesen hormonas (ya que químicamente son similares) y siguen las mismas rutas endocrinas pero no llegando a cumplir la función de una hormona, luego rompen esa reacción y las consecuencias suelen ser negativas. Otros ingredientes que debemos evitar son aquellos que sean agresivos para la piel, que puedan generar abrasión, rojeces, reacciones alérgicas como aquellos sulfatos que se emplean en jabones, champús y geles.

 

¿Cómo debes cuidar tu piel para evitar el acné tardío?

 

Si ya has descartado que pueda ser un problema hormonal, lo mejor es que sigas una rutina de este tipo:

 

  • Cada día lava tu cara con agua tibia al levantarte y antes de irte a dormir, con un jabón neutro, que no sea agresivo para la piel.
  •  Si has usado maquillaje, lo mejor es que utilices un agua micelar que contenga una fracción acuosa y otra oleosa para que arrastre bien la suciedad acumulada y el maquillaje en sí.
  • Una vez realizados estos pasos puedes aplicar tu crema hidratante Wabi Sábila, que protegerá tu piel y la mantendrá hidratada…

Además si has leído el artículo hasta aquí, ¡seguro que estás interesado en esta receta TOP TOP para tratar el acné!

1- Prepara una mascarilla con arcilla Rhassoul, unos 50 gramos serán suficientes para cubrir toda la piel facial. Añade agua y remueve con una cuchara de madera hasta que se forme una pasta que pueda aplicar. Vierte el contenido sobre la cara y espera unos 15 minutos hasta que haga su función. No dejes que se seque del todo. Retira con agua tibia y alguna toallita. 

 

   

¿Sabes qué es la arcilla Rhassoul? Se trata de una arcilla mineral que se encuentra únicamente en los alrededores del medio atlas, en Marruecos. Se esta haciendo muy conocida por sus propiedades absorbentes (puede absorber hasta 1.66 veces su peso en agua) limpiadoras, desengrasantes, suavizantes, tonificantes, purificantes y nutritivas para la piel. Debido a sus características, absorbe las impurezas y la grasa sin dañar la protección natural del cabello, ni irritar las glándulas sebáceas. 

y ¿ dónde encontrarla? Aquí, en la tienda Mezcla Perfecta. 

 

2- Una vez que has retirado la mascarilla, aplica unas gotitas de aceite de jojoba y extiende por toda la superficie.

3- Echa tu crema hidratante Wabi Sábila media hora después. Verás que tras realizar este tratamiento cualquier producto que apliques se va absorber mucho mejor. 

¡Repite el procedimiento una vez a la semana!

Nutre y cuida tu piel con cosmética 100% natural. No necesitas muchos productos, solo los mejores. 

 Wabi Sábila

Harvey, P. W., & Darbre, P. (2004). Endocrine disrupters and human health: could oestrogenic chemicals in body care cosmetics adversely affect breast cancer incidence in women?. Journal of Applied Toxicology24(3), 167-176.

 

Schafer T., Nienhaus A., Vieluf D., Berger J. and Ring J. (2001). Epidemiology of acne in the general population: the risk of smoking. Br J Dermatol 145:100-4. 

 

Solórzano, S., Contreras, G., and Pérez, C. (2005). Aspectos epidemiológicos y percepciones del acné vulgar en escolares de secundaria del Cono Sur de Lima–Perú. Folia dermatol. peru16(3), 113-118. 

 

Webs:

https://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2018/02/16/articulo/1518777073_967332.html


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados